viernes, 30 de junio de 2017

VERANO 1993 ( 2017 )


EL VERANO DE FRIDA 


PAÍS: España ( 2017 )
TÍTULO ORIGINAL: Estiu 1993
DIRECCIÓN: Carla Simón
LUGAR Y FECHA DE NACIMIENTO DE LA DIRECTORA:
1986, Barcelona ( España )
INTÉRPRETES: David Verdaguer, Bruna Cusí, Laia Artigas, Paula Robles, Paula Blanco, Etna Campillo, Jordi Figueras, Dolores Fortis, Titón Frauca, Cristina Matas, Berta Pipó, Quimet Pla, Fermí Reixach, Isabel Rocatti, Montse Sanz, Tere Solà, Josep Torrent
GUIONISTA: Carla Simón
FOTOGRAFÍA: Santiago Racaj
MÚSICA: Ernest Pipó
GÉNERO: Drama
PRODUCCIÓN: Inicia Films, Avalon P.C, Institut Català de les Empreses Culturals, Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales, Televisión Española, Sources 2, Media, Fundación SGAE, Producciones Cinematográficas Cima, Sources 2
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Avalon Distribución
DURACIÓN: 96 minutos
PREMIOS: 9 premios y 3 nominaciones, incluyendo 2 premios en Berlín y otros 5 en Málaga 2017



SINOPSIS:
Frida, una niña de seis años, afronta el primer verano de su vida con su nueva familia adoptiva tras la muerte de su madre.
 ( Fuente sinopsis y cartel: Avalon Distribución )

 ( Fuentes imágenes: Avalon Distribución, Sensacine )
 ( Fuentes información de la película: Filmaffinty, IMDb )


CRÍTICA:
La directora española Carla Simón debuta en la dirección de largometrajes, después de haber rodado 4 cortometrajes, con esta pequeña joya del cine español, sacada adelante con mucho talento y muy poco presupuesto, y que vuelve a poner de manifiesto que en el cine de nuestro país se hacen películas que no tienen nada que envidiar al de otras cinematografías europeas, con historias de géneros diferentes y en muchos casos como el de esta película cuidando al máximo todos los detalles para obtener un resultado redondo en todos los aspectos, tanto en el guión e interpretaciones como en los técnicos y artísticos. Esta película que no está teniendo mucha publicidad por parte de la prensa y cuya distribución va dirigida al circuito de cine de autor, en especial al de versión original ya que la cinta está hablada en catalán, y reune todos los ingredientes para que funcione en esos circuitos y que estoy seguro que el boca-oreja ayudará a mantenerla durante bastante tiempo en las salas españolas. Ojalá sea así porque el proyecto lo merece y uno sale de la proyección con ganas de verla por segunda vez para poder disfrutar mejor de cada uno de esos detalles y sorpresas que están en el interior de este texto que parece que cuenta poco, pero que reserva a la imaginación de los espectadores muchas microhistorias dramáticas tratadas con mucha ternura y sin buscar la lágrima fácil. El mejor estreno español de lo que llevamos de año, junto a " Incierta gloria ( 2017 ) ", otra producción española creada en Cataluña, el lugar de España en donde se concentran los mejores nuevos talentos del cine patrio gracias a sus escuelas de cine y al intento de búsqueda de hacer un cine personal y de autor con unos guiones muy bien trabajados.
La película recuerda mucho al cine de Saura y Erice, tanto en la manera de abordar la historia familiar como en su estética.


Nos encontramos ante una película autobiográfica de la propia directora, que narra su historia personal teniendo en cuenta que vivió una situación similar a la de Frida, cuando tenía la misma edad que la niña protagonista en 1993. Un guión escrito por Carla Simón, a partir de una idea que llevaba muchos años queriendo plasmar en un largometraje, y que ha ido diseñando con mucho cuidado, poco a poco, y sin ninguna presión para que el resultado sea lo mejor posible. Una mujer detallista y con mucho talento que podría convertirse en el nuevo talento de nuestro cine, si se mantiene al margen de las grandes productoras que no dejan tanta libertad para los creadores con un universo propio. La cinta se presentó en la sección Generation Kplus del pasado festival de cine de Berlín, y se llevó dos premios, el de mejor película de la sección, ex aequo con " Becoming who I was ", y el de mejor ópera prima del festival. Después de su paso triunfal por la Berlinale, un festival de clase A, siguió cosechando éxitos ya que fue la gran triunfadora del pasado festival de cine de Málaga, al llevarse 5 premios incluyendo el de mejor película. En sus siguientes proyecciones en otros festivales como Buenos Aires y Estambul también cosechó premios, en el celebrado en la capital de Argentina el de mejor dirección y en la ciudad turca el premio especial del jurado. Su último triunfo antes de su estreno en las salas españolas ha sido su inclusión, junto a otra película española: " La madre ", en el listado de 8 cintas que competían en un certamen celebrado paralelo al festival de Cannes llamado Écrans Juniors, obteniendo el premio a la mejor película. Además tuvo el honor de clausurar el D’A Film Festival de Barcelona.


La película se inicia con una escena en un piso en donde hay mucha gente, y están recogiendo la casa y empaquetando las cosas, y la cámara sigue a una niña que se va moviendo de manera desconcertada de un lado a otro de la casa. Posteriormente varias personas se montan en un coche, entre ellos esa niña, y se trasladan desde Barcelona, en donde tiene lugar esa primera escena, hasta una masía en medio del campo cercana a una pequeña localidad en algún lugar de la Comunidad Autónoma Catalana. La película va desmenuzando el pasado y presente de esa familia que ha sufrido un trauma bastante grande, poniendo el enfoque en Frida, la niña de 6 años que tiene que cambiar de familia al haberse quedado huérfana y que es acogida por sus tíos que viven en una zona rural de Cataluña. De nuevo nos encontramos con una historia en donde unos familiares se tienen que hacer cargo de su sobrina, pero la manera de desarrollar la historia es diferente al de otras películas como " Un don excepcional ", " Entre los dos " y " Manchester frente al mar ", además en este caso no es un hombre el que tiene que cuidar de su sobrina, sino una pareja con una niña más pequeña. Es verdad que comparte con la cinta dirigida por Kenneth Lonnergan con Casey Affleck su carácter intimista, en donde los personajes esconden sus sentimientos, lo que al final es más desgarrador para el espectador ya que se transmite más dolor siempre que las actuaciones sean creíbles como en el caso de la película norteamericana y esta película española. 
A partir de aquí esos nuevos padres tendrán que intentar que la pequeña olvide la pérdida familiar, y teniendo mucho tacto con ella, pero al mismo tiempo no permitirla hacer lo que quiera, sino mantener un término medio para no ser excesivamente flexibles. 


La historia se desarrolla en verano a finales del siglo XX, y en concreto en 1993, tal como indica el título, y la historia va dando detalles para situarla muy bien en esa época. El espectador se puede preguntar muchas cosas y según pasan los minutos la película va dando pistas de lo que les ha sucedido a los padres, de la relación familiar con los tíos y abuelos, pero no lo hace contándolo de manera explícita o directa sino con gran sutileza, para que el espectador tenga que estar atento a cada uno de los detalles y los diálogos. La película es dura y emotiva, sabiendo sacar provecho de los objetos, los pensamientos de los personajes y la sinceridad de las dos niñas que se cuestionan la realidad familiar buscando explicaciones a aspectos de la vida que no entienden. La dirección de Carla Simón, el montaje y la fotografía, que comienza opresora y cercana a los personajes y que va evolucionando para abrir el campo de visión a lo que les rodea en la segunda mitad de la película, son los responsables de que el espectador se meta en la historia con situaciones angustiosas por la situación familiar, de esa niña de 6 años y de los que la rodean. A la pequeña Frida la intentan engañar sobre la enfermedad que causó la muerte de sus padres, pero los niños no son tontos y su mente comienza a maquinar sobre los motivos reales de que ella se haya quedado huérfana. La pequeña pasó los últimos meses junto a sus abuelos en Barcelona, mientras su madre estaba luchando por sobrevivir en un hospital. Los personajes secundarios son de gran importancia en la trama, desde los abuelos que van a visitarles varias veces a esa casa en el campo, hasta su nueva hermana pequeña que hasta ese momento era su prima. 


Los diálogos entre las dos niñas, y la ternura por parte de Anna, la más pequeña que tiene que aguantar el egoísmo de Frida y lo hace con naturalidad y sin enfadarse, hará que el público coja cariño por ambas. La elección de Laia Artigas y Paula Robles para los papeles de Frida y Anna respectivamente es un acierto, lo que termina siendo una de las claves de que la película cale tanto en los espectadores. El reparto funciona bastante bien, y además de las dos pequeñas destaco la gran actuación de Bruna Cusí, en el papel de Marga, la que hasta ese momento era la tía de Frida y que desde el inicio de la película tiene que actuar como madre protectora, educadora y comprensiva, pero al mismo tiempo saber hasta donde puede permitir los malos comportamientos de una niña después de una situación traumática. La actriz catalana lo hace muy bien, con un cambio de registro creíble desde las primeras escenas hasta el final de la película. David Verdaguer cumple con su personaje de Esteve que desprende alegría y buen humor, aunque no tiene grandes escenas dramáticas como los personajes femeninos. 
Montse Sanza en el papel de Lola y los dos abuelos interpretados por Fermí Rexach e Isabel Rocatti son los otros intérpretes con gran importancia en la trama.
En la película hay muchos silencios lo que permite escuchar el sonido de la naturaleza, y cuando suena la música es perfecta para el tipo de historia, y de vez en cuando suenan algunas canciones pop muy bien insertadas en medio de la película. 


Hay varias escenas importantes, y que impactarán al público, ya sea por su dureza o ternura. Destaco la primera en la casa de Barcelona, el momento en que Frida saca sus muñecas y las coloca en su nueva casa, otra en la bañera con las dos niñas, la de la lechuga, las fiestas de gigantes y cabezudos. Pero si hay tres escenas que encogerán el corazón de los espectadores son: lo que sucede cuando los niños están jugando a " Peste alta ", Frida se pinta la cara y sentada en una hamaca quiere representar que es una persona adulta mientras la observa su hermana Lola, cuando los abuelos regalan a sus nietas un vestido de color diferente. Hay un tema recurrente en la película, y es la obsesión de Frida por volver a su casa de Barcelona y dejar la vida en el campo para regresar con sus amigas de la ciudad, y ante la negativa de su nueva madre y sus abuelos decide tomar una decisión que no voy a contar y que descubrirán cuando vean la película. 
Una película que no es fácil de recomendar, ya que no gustará a los espectadores que quieren que la película te cuente todo de manera directa, sin dejar libertad a la imaginación posterior sobre el pasado, presente y el futuro de esa familia. Los aficionados al cine de calidad, diferente, en donde se cuidan al máximo todos los detalles, y con gran sutileza estoy seguro que saldrán satisfechos de la proyección de una de las mejores películas españolas de los últimos años.


LO MEJOR: El guión y el montaje.
LO PEOR: Puede decepcionar a los que quieran conocer todos los detalles de la trama contados de manera directa.

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario

Guillermo Navarro en Habladecine


Pedro de Frutos en El Ónfalos

Alain Garrido en My Sofa

Sonia Barroso en Faces on the box


Miguel Martín en Nos hacemos un cine en Orión


DÍAS DE CINE:
DECLARACIONES DE LA DIRECTORA:
En mis tres últimos cortometrajes partí de historias de mi propia familia para contar relaciones familiares. El proyecto que aquí presento va hacia la misma dirección. De hecho, Verano 1993 es mi propia historia, la película más personal que he escrito hasta el momento.
Un verano que definió mi infancia y me obligó a crecer más rápido que cualquier otra niña de mi edad, influenciando sin duda a la persona que soy hoy en día. En Verano 1993, mi nueva vida empezó. Aunque mis recuerdos sean vagos, esta película retrata ese período con la niña que yo era entonces como protagonista.
 ( Fuente texto: Avalon Distribución )

NOTAS DE LA PRODUCCIÓN:
El cine de autor no es sinónimo de hacer cine al margen de la industria y al contrario hemos ido construyendo poco a poco un diseño de producción que sitúe la película en el escenario cinematográfico internacional. La película de Carla es una obra delicada, sutil y que deja una sensación de feeling good a pesar de narrar una situación dramática. Desde el principio hemos tenido claro que esta película se inscribe en la línea de proyectos que pueden alcanzar cierto prestigio en festivales además de encontrar su público en salas y por eso la hemos cuidado y acompañado desde los últimos dos años en citas de relevancia nacional e internacional donde el proyecto ha sido muy bien recibido.
Para nosotros era primordial que el resultado fuese de máxima calidad visual y de interpretación y hemos trabajado todo el proceso de casting, ensayos y rodaje entorno a ello. En el cine español no existen tantas películas cuyos personajes principales son 2 niñas y estamos muy contentas con el resultado.
El guión fue seleccionado a los premios SGAE, participó al taller de CIMA, y recibió el asesoramiento del programa Sources de Media.
También fue seleccionado al Berlin Talent ( en 2015 al Script Station y en 2016 al Coproduction Market ), el encuentro de Les Ateliers de Premiers Plans en Anger, el programa Ekran en Polonia, y finalmente ganamos a mejor proyecto en el HFM de Holanda.
La distribución nacional está asegurada gracias a la participación de Avalon que también coproduce la película y contamos con un agente de ventas internacional New Europe Films Sales.

 ( Fuente texto: Avalon Distribución, de entrevista a Valérie Delpierre de la productora Inopia Films ) 


TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario