lunes, 30 de agosto de 2021

SIEMPRE CONTIGO (2020)


JUNTOS HASTA EL FINAL


PAÍSES: Israel-Italia (2021)
TÍTULO ORIGINAL: Hine Anachnu
DIRECCIÓN: Nir Bergman
FECHA Y LUGAR DE NACIMIENTO DEL DIRECTOR: 8 de agosto de 1969, Haifa (Israel)
INTÉRPRETES: Shai Avivi, Noam Imber, Smadi Wolfman, Efrat Ben-Zur, Amir Feldman, Sharon Zelikovsky, Natalia Faust, Uri Klauzner, Avraham Shalom Levi, Omri Levi, Avi Madar, Rony Gammer
GUIONISTA: Dana Idisis
FOTOGRAFÍA: Shai Goldman
MÚSICA: Matteo Curallo
GÉNERO: drama
PRODUCCIÓN: Spiro Films, Rosamont
DISTRIBUIDORA EN ESPAÑA: Avalon Distribución
DURACIÓN: 94 minutos
PREMIOS: 5 premios, incluyendo en la Seminci de Valladolid de 2020


SINOPSIS:
Aharon ha dedicado toda su vida a criar a su hijo Uri. Viven juntos en una rutina amable, lejos del mundo real. Pero Uri es autista y ya es lo suficientemente adulto para residir en un hogar especializado. De camino a la institución, Aharon decide escaparse con su hijo y echarse con él a la carretera, sabiendo que Uri no está preparado para la separación. Aunque quizá sea el padre el que no está preparado.
 (fuente de la sinopsis, del cartel y de las imágenes: Avalon Distribución)
 (fuentes de la información de la película: Filmaffinity, Avalon Distribución, IMDb, Wikipedia)


CRÍTICA:
El realizador israeli Nir Bergman nos presenta su último trabajo, una road movie conmovedora, donde se nos muestra una compleja relación familiar entre un padre ultra protector y su hijo autista. La carrera de Bergman no es muy amplia, pero tiene algunas películas de mérito, como puede ser "Broken Wings" y "Gramática íntima". La película viene con el sello Cannes 2020 y aquí en nuestro país pasó por la Sección Oficial del Festival de Cine de Valladolid, donde obtuvo el premio de Mejor Actor.


La historia está inspirada en la propia vida de una guionista, Dana Idisis, a quien le preocupaba qué sucedería el día en que su padre y su hermano autista estuvieran obligados a separarse. Partiendo de esa base el director ha elaborado la película. Aharon, el padre ha renunciado a su propia vida para cuidar de su hijo Uri. Pero, con el paso de los años, Uri está en condiciones de entrar en un centro especializado. Como ninguno de los dos está preparado para separarse, deciden escaparse y vivir una seria de aventuras juntos.


La película funciona, sobre todo, gracias a las estupendas interpretaciones de los dos protagonistas y al guion. Aunque parece que en todo momento estamos ante una película que nos habla todo el rato del autismo, no es así, nos muestra también cómo es el mundo de la familia, cómo un padre es capaz de todo para que su hijo sea feliz. La cinta lanza otro mensaje fundamental, al principio al padre se la da el papel de la víctima perfecta, como si tuviera que haber renunciado a todo para cuidar a su hijo, pero a medida que transcurre el metraje nos vamos dando cuenta que ha dejado de trabajar por otros motivos y que es posible que se esté escondiendo detrás de su hijo para evitar enfrentarse a su propio fracaso profesional.
En definitiva, estamos ante una película pequeña, que pasará completamente desapercibida, pero que merece mucho la pena su visionado. El espectador quedará enganchado desde la escena inicial y durante su desarrollo les avivará los sentimientos que llevamos dentro. Muy recomendable.
Puntuación: 7.5/10


LO MEJOR: La pareja protagonista.
LO PEOR: Alguna escena tópica que podría haber desaparecido.
(Crítica escrita por Christopher Laso)

CRÍTICAS EN BLOGS ESPECIALIZADOS:

Pedro de Frutos en Estrenos de Cine

Christopher Laso en Habladecine

Pedro de Frutos en Estrenos de Cine

Pedro de Frutos en El Ónfalos

Pedro de Frutos en Coveralia

Ricardo Pablo López en Destino Arrakis


PODCASTS:





DÍAS DE CINE:
NOTAS DEL DIRECTOR:
«Pensaba en las "anteojeras" u "orejeras", esas piezas que se colocan junto a los ojos de los caballos para impedir que miren a los lados y se descarríen. Así es como percibo yo a Aharon, cegado en su camino, minimizando sus necesidades para satisfacer las de su hijo autista, plenamente consagrado a cuidarlo y protegerlo de cualquier daño. Qué difícil sería mirar hacia otro lado, ver que existe otra vida, otro camino tras esas anteojeras. Unas anteojeras que le sirven también para ocultar de sí mismo su propio pasado, para protegerse de la introspección, de lidiar con sus errores, con la fragilidad de su vida. 
Tengo curiosidad por saber si Aharon descubrirá una verdad nueva cuando tenga que hacer frente durante su viaje a la espinosa realidad. Tal vez se dé cuenta de que se está escondiendo del mundo detrás de su hijo, de que no solo intenta protegerlo a él. Mientras tanto, yo mismo me pongo las anteojeras y, como Aharon, solo veo ante mí a Uri. No es tan difícil: al fin y al cabo, todos nos ponemos las anteojeras cuando somos padres, ¿no? Sin embargo, mientras nuestros hijos crecen y se independizan, los niños autistas siguen siendo vulnerables y estando expuestos. Cuesta mucho ver que ellos también han crecido».
 (fuente del texto: pressbook-Avalon Distribución)


TRÁILER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario