martes, 19 de julio de 2016

EL VERANO DE SANGAILE ( 2015 )



EL AMOR, LOS AVIONES Y EL VERANO


PRODUCCIÓN: LITUANIA ( 2015 )
DIRECCIÓN: Alanté Kavaïté
INTÉRPRETES: Julija Steponaityte, Aiste Dirziute, Nele Savicenko, Laurynas Jurgelis, Salkauskaite Inga, Martynas BudraitisH Jurate Sodyte
GÉNERO: Romántica
DISTRIBUIDORA: Cine Binario
DURACIÓN: 88 minutos

SINOPSIS:
Sangaile, una chica de 17 años, está fascinada por los aviones de acrobacias, pero debido a su miedo a las alturas, nunca se ha atrevido a entrar siquiera en una cabina. En un espectáculo aeronáutico de verano cerca de la casa del lago de sus padres, una azafata se acerca a ella, es Auste. Al contrario que ella, Auste vive su vida al máximo con creatividad y atrevimiento. Sangaile encontrará en su repentino amor adolescente la única persona que la anima a volar.
 ( FUENTE: CINE BINARIO )
 ( FUENTE CARTEL: CINE BINARIO )

CRÍTICA:
Alanté Kavaite dirige su segundo largometraje que viene precedido del éxito en el festival de Sundance de 2015, en donde obtuvo el premio a la mejor dirección en una película internacional, y a partir de su presencia en el festival norteamericano se pudo ver en Berlín y a finales del año pasado en Sevilla. La película fue la elegida por su país para competir por el premio Óscar 2016 en la categoría de película de habla no inglesa y se desarrolla en un verano en una región cercana a un lago en donde Sangaile ( Julija Steponaityte ), cuyo nombre da título al proyecto, está pasando unos días de vacaciones junto a su familia. La joven disfruta de unos días especiales en donde surgirá el amor y saldrán a relucir sus miedos debido a que tiene vértigo lo que no le permite disfrutar de los vuelos en avioneta.


La película aborda diferentes asuntos y el que mejor funciona es el relacionado con la relación entre esas dos chicas diferentes, pero que pasan los ratos juntos. El resto de temas personales y esos sueños de Sangaile en donde casi siempre aparece una avioneta en el cielo no terminan de estar bien desarrollados. Su calidad visual y la excelente banda sonora de Jean-Benoit Dunckel no van en consonancia con la historia, que tarda en arrancar y cuando lo hace en la segunda mitad tiene algunos altibajos. 


Las dos actrices están bien, Aiste Dirziute ( Auste ) y Julija Steponaityte consiguiendo unas composiciones creíbles tanto en los momentos de alegría y diversión como en los de tristeza. 
La propuesta no deja de ser una película más sobre las relaciones entre dos mujeres y no está al nivel de otras películas que abordan ese mismo tema, entre otras " Un amor de verano ( 2015 ) " que todavía está en la cartelera española. Nos encontramos ante la primera película LGTB producida en Lituania.
Recomendable a los aficionados a las pequeñas historias románticas.


LO MEJOR: La fotografía. 
LO PEOR: Es bastante dispersa.


PREMIOS Y NOMINACIONES:

- 8 PREMIOS Y 7 NOMINACIONES, INCLUYENDO EL PREMIO EN EL FESTIVAL DE SUNDANCE DE 2015. ( FUENTE: IMDB )


CRÍTICAS EN BLOGS Y MEDIOS ESPECIALIZADOS:

José Antonio Alarcón en Séptimo Escenario  5 / 10

Joan Pons en Fotogramas  3 / 5

Daniel de Partearroyo en Cinemanía  3,5 / 5 

Luis Enrique Forero en El Antepenútimo Mohicano  3 / 5

Javier Ocaña en El País

Todd McCarthy en The Hollywood Reporter  3,5 / 5

Scott Foundas en Variety  4 / 5

Jeanette Catsoulis en The New York Times  2,5 / 5

Diego Semerene en Slant Magazine  3 / 4

Abbey Bender en Village Voice  3,5 / 5

Gregory Ellwood en HitFix  3 / 4

Sheri Linden en Los Angeles Times  3 / 5

J. R. Jones en Chicago Reader  2 / 4

Nota IMDb:

The Summer of Sangaile (2015) on IMDb

Nota Filmaffinity: 6,0 / 10 

Días de Cine:


NOTAS DE LA DIRECTORA:
Hace unos años, dirigí algunos talleres para adolescentese Disfruté mucho trabajando con ellos, y sobre todo, filmándoles. A los 17, a las puertas de la madurez, todo parece posible. Me inspiró mucho la mentalidad abierta y la intensidad con la que los adolescentes aceptan las cosas y se expresan. Lo espontaneos, libres e ingenuos que eran. Esta experiencia me recordó sentimientos de mi adolescencia. Cuando tenía 17, como la mayoría de los adolescentes, tenía prisa por tomar decisiones al mismo tiempo estaba llena de dudas y miedo. Escribí la historia de El verano de Sangaile con la idea rectora de que a veces basta solo con la suerte de encontrar alguien, que te ayuda a verte a ti misma con otros ojos, para superar ciertas dificultades. Quería que esa persona fuera otra joven de la misma edad pero con una personalidad totalmente opuesta a la de Sangaile para enfatizar sus defectos y contradicciones. Sangaile vive aislada, su casa de campo está rodeada por el bosque, su habitación está vacía, la de Austé llena. Austé vive en una VPO y trabaja en un café, no tiene complejo de sus origenes. Sangaile pertenece a la clase privilegiada de la burguesía de Vilnius, tiene todo pero no hace nada. No era mi motivación hacer la primera película lituana LGTB, pero así es y ya era hora. Lituania tiene un gran retraso en esta materia, pero es cuestión de tiempo. Desde el guión imaginé una película luminosa, aunque aborda el comportamiento auto-destructivo e inquieto de los adolescentes, para los que los obstáculos que parecían en su insuperables en su momento adquieran la dimensión adecuada a posteriori. Los momentos de miedo y sufrimiento ahora se nos revelan necesarios para encontrar equilibrio en nuestra vida, emanciparnos y crecer.
Quería hacer una película muy musical, una historia de amor con una dimensión sensorial y sensual que tuviera un impacto emocional. Me parecía indispensable dejar a un lado el tema del género y resaltar la simetría de los cuerpos, para centrarme en la historia de seres humanos en construcción que es el núcleo de la película. Pasé mi adolescencia en Lituania, un país con una obsesión muy particular con la aviación. Cada verano, como todo el mundo, iba a ver muchas exhibiciones.
Pensé que este pasatiempo lituano sería la alegoría perfecta para Sangaile. El vuelo acrobático, como los deportes extremos, requieren un gran autocontrol y es de lo que Sangaile carece. Tiene una luchar con su interior para liberarse y lograr su sueño.
Al final, la película muestra - de una forma visual y alusiva - la brecha que separa la juventud lituana, nacida en un país democrático, de sus padres, que crecieron bajo un régimen totalitario. Hoy en día hay una falta grande de comunicación entre generaciones. Sin puntos de referencia sólidos, tienen que encontrar sus propias respuestas a preguntas del mundo de hoy. Quería que esto estuviera presente en la película en segundo plano. También me interesaba la mirada de la madre sobre la hija, la frustración, los celos, la provocación natural de la juventud...
( FUENTE: CINE BINARIO )

TRAILER:




No hay comentarios:

Publicar un comentario